Apartamentos de turismo rural en Campo, en el valle de benasque. Huesca

UNA GRAN CULTURA

La Ribagorza ha sido testigo del camino recorrido por la Humanidad en los últimos 80.000 años, y aún antes, cuando los dinosaurios habitaron sus montañas. Su aislamiento geográfico y su condición fronteriza, en el extremo nororiental de Aragón, tuvieron como consecuencia su ruralización y escasa demografía, pero también, la consolidación de unos rasgos históricos y culturales propios, visibles hoy en sus tradiciones, fiestas y lenguas.

Las huellas de esa historia única y excepcional pueden seguirse igualmente en su patrimonio cultural. Desde la presencia de Roma en la ciudad de Labitolosa, uno de los hallazgos arqueológicos más interesantes de todo Aragón, a la población española más pequeña con catedral, la fantasía medieval de Roda de Isábena. De las huellas y fósiles de los dinosaurios en Arén a la impronta dejada por el románico lombardo en monumentos imprescindibles como Obarra o Fantova. Desde la magia del conjunto medieval de Montañana a la nueva arquitectura y espiritualidad del santuario de Torreciudad o el lamasterio de Panillo.

Roda de Isabena

En cada estación del año la tradición se mantiene viva en forma de fiesta. La primavera es la estación de las romerías, el verano comienza bajo el calor del fuego de las fallas de Sahún, Aneto o Bonansa en la noche de San Juan, el 30 de junio se celebran las fiestas de Benasque en honor a San Marcial con el “Ball dels omes” que, como indica su nombre en patués, sólo bailan los hombres, y acaba con las Fiestas Mayores de Graus, con sus Dances y la Mojiganga, declaradas de Interés Turístico Nacional (14 y 15 de Septiembre). En invierno hay que reunirse en torno a las hogueras de San Antón y San Sebastián y jugar con las máscaras en los carnavales.

Graus

Diferentes asociaciones de mujeres ha hecho posible que juegos tradicionales como las birllas y las quilles se mantengan en el tiempo, traspasen fronteras y se conozca en diversas ciudades españolas y en países, como Francia o Italia, conservando todo su valor histórico y a la vez que motivando a las más jóvenes para que se inicien en el juego. Las “mullés” de Campo ha protegido y mimado con esmero el juego de las Birllas y se entregan apasionadamente al juego revivido una y otra desde los primeros días de primavera hasta que los fríos acortan la tarde. Las Quilles es una modalidad practicada por las “dones” en el Valle de Benasque. Las quilles (bolos) son de madera de encina, roble o haya, de pura artesanía, y forma tronco-cónica, simple o terminada en bola.

Ainsa

A pocos kilómetros de Campo nuestros clientes tienen la oportunidad de descubrir bienes de gran valor, ubicados todos ellos en espectaculares espacios naturales: los restos prehistóricos como dólmenes (en Tella, Paules de Sarsa, Mesón de Arcusa, Almazorre...) y pinturas rupestres (muchas de ellas declaradas Patrimonio Mundial por la UNESCO),importantes conjuntos medievales en Broto, Torla, El Pueyo de Araguas y la villa medieval de Ainsa con su Morisma y su Festival Internacional de Música en el Castillo, fuertes, torres y castillos en Abizanda, Troncedo, Samitier, Muro de Roda. Los carnavales de La Fueva y Bielsa o el Monasterio de San Victorián, en la falda de la Peña Montañesa, considerado el mas antiguo de España. Alquézar con su Colegiata o el conjunto románico de la Vall de Boi, declarado recientemente Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Alquezar

Además podrán disfrutar de infinidad de rincones que quedan apartados de las rutas turísticas pero no por ello menos espectaculares.

**CONSULTA OFERTAS Y PROMOCIONES ** DESCUENTOS ESPECIALES PARA FAMILIAS NUMEROSAS **